EEUU aumenta su ayuda militar a Ucrania

Actualizado Sbado,
26
febrero
2022

18:37

El envo de armas coincide con la escalada que el Kremlin estara preparando debido a su «frustracin» acerca de la marcha de las operaciones militares

Civiles ucranianos reciben instrucciones para el uso de armas, en Kiev.EFE

  • Directo Guerra Ucrania-Rusia

Estados Unidos contina su ayuda militar a Ucrania a pesar de la invasin rusa y planea aumentarla. As lo ha confirmado el Departamento de Estado a EL MUNDO. «Nuestra asistencia a Ucrania ha llegado y continuar llegando [a ese pas] en todas las reas, incluyendo los aspectos de seguridad, humanitaria, y econmico», ha declarado ese portavoz, que ha aadido que «estamos explorando vas adicionales para apoyar a Ucrania y a su gente, y estamos trabajando con el Congreso para lograrlo».

Joe Biden ha autorizado hoy la entrega de armamento por valor de otros 350 millones de dlares (311 millones de euros) a Ucrania. Adems, la presidenta de la Cmara de Representantes, Nancy Pelosi, apoya una propuesta de Ley para entregar al Gobierno de Kiev 600 millones de dlares (532 millones de euros) ms en material militar.

Lo que no se ha aclarado es cmo llega ese equipo a Ucrania. La costa del Mar Negro del pas est sometida a un bloqueo naval ruso, y utilizar el espacio areo, aunque aparentemente no est plenamente controlado por Rusia, es muy peligroso. Otra posibilidad es el transporte de armas a travs de los pases de la OTAN fronterizos con Ucrania: Polonia, Repblica Checa, Rumana, y Hungra (el Gobierno de ese ltimo pas, presidido por Viktor Orban, bloque en enero la colaboracin de la OTAN con Ucrania para que ese pas pudiera defenderse de los ciberataques rusos).

Las armas que EEUU est entregando son sobre todo misiles antiareos y antitanque porttiles Stinger y Javelin, respectivamente. Los primeros ya fueron empleados con xito entre 1986 y 1992 por los muyahidn afganos que combatan a los soldados soviticos y a los comunistas de ese pas. Su eficacia, sin embargo, es limitada contra aviones que vuelan a cierta altura, por lo que se usan contra helicpteros o contra naves en vuelo bajo. Tampoco son peligrosos contra los gigantescos aviones de transporte rusos Il-76, con los que Mosc mueve a sus fuerzas aerotransportadas, por el blindaje que stos tienen. Los Javelin y los britnico-suecos MBT LAW parecen haber sido eficaces para frenar a las columnas blindadas rusas, pero su corto alcance hace que solo sean eficaces en combates a corta distancia en reas pobladas o boscosas.

Por su parte, Alemania ha cambiado de parecer y va a entregar a Ucrania un millar de lanzacohetes antitanques y 500 misiles tierra-aire de tipo Stinger.

Apoyo de la Inteligencia

Un rea de la que no se informa pero en la que parece haber una coordinacin muy alta entre EEUU y Ucrania es en inteligencia. Washington parece estar pasando a las autoridades ucranianas enormes cantidades de informacin acerca de los movimientos de las fuerzas rusas, tanto en Ucrania como en Rusia y Bielorrusia, as como de sus planes de ataque. Esa estrategia anula el factor sorpresa de las ofensivas rusas, y obliga a los soldados de Putin a recurrir a sistemas de comunicacin mucho ms lentos que no puedan ser interceptados. EEUU, adems, sabe cmo operan muchas de las unidades rusas porque stas han combatido en Siria, donde hay tambin soldados estadounidenses.

En EEUU, algunos han lamentado que el Gobierno de Joe Biden no haya dado a Ucrania misiles antiareos Patriot y antibuque Harpoon, con los que Kiev podra disputar el aplastante dominio areo y naval ruso. Las autoridades de ese ese pas, sin embargo, sostienen que los Patriot y los Harpoon requieren entrenamiento, por lo que los ucranianos no hubieran sido capaces de usarlos.

«Frustracin»

El aumento de la entrega de armas y equipo estadounidenses a Ucrania llega cuando, segn los servicios de espionaje de Estados Unidos, el Kremlin podra estar preparando una escalada de la guerra debido a su «frustracin» acerca de la marcha de las operaciones militares. Hasta la fecha, Rusia ha limitado el uso de la fuerza. No ha empleado bombarderos estratgicos, como los Tu-95 Badger o los Tu-22 Backfire, que seran invulnerables ante las fuerzas de defensa area de Ucrania, que estn muy mal equipadas. Tambin ha hecho un uso limitado de sus medios acorazados y artillera y ha evitado bombardear ciudades. El hecho de que fue fuerza area, que es unas 20 veces mayor que la ucraniana, no tenga el control absoluto del espacio areo, no tiene explicacin lgica.

Pero no es solo moderacin. Tras un rpido avance desde Crimea, que Putin se anexion en 2014, el progreso ruso en el sur de Ucrania parece haberse detenido. Desde el noreste, sus fuerzas no parecen haber avanzado ms all de las afueras de Jarkov, la segunda mayor ciudad de Ucrania. Y, sorprendentemente, no ha habido una gran ofensiva desde el Oeste, donde estn las dos repblicas independientes del Donbs creadas por Mosc como plataforma de la invasin.

Esa estrategia ha sorprendido en Washington. Aunque Rusia nunca ha destacado ni por la rapidez de sus operaciones ni por su capacidad logsticas para mover material y soldados, su lentitud es inexplicable. A eso se suma el hecho de que Mosc no est arrasando Ucrania como suele hacer cuando invade un pas.

Habitualmente, Mosc tiene un respeto nulo por las vida e infraestructuras civiles, como bien saben los habitantes de Afganistn, Chechenia, y Siria, donde la URSS, primero, y Rusia, despus, ha llevado a cabo guerras a gran escala. En EEUU se teme que si Putin lanza un ataque directo contra Kiev, la ciudad se convierta no en lo que fue Sarajevo durante la guerra civil bosnia de 1992 a 1995, sino en otro Grozni, la capital de Chechenia, que fue reducida a escombros por los rusos en 1997 y en 2000. En la segunda de esas ocasiones, Vladimir Putin ya era presidente de Rusia.

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más

Artículos recientes

Historias relacionadas

Manténgase en op - Ge las noticias diarias en su bandeja de entrada