Los lderes de la UE cierran filas sobre Ucrania: «Esperamos lo mejor, pero estamos preparados para lo peor»

Actualizado Jueves,
17
febrero
2022

18:38

Convocan un encuentro informal en los mrgenes de una cumbre con frica para evaluar la situacin y compartir informacin tras las visitas de Macron y Scholz a Mosc

Wavel Ramkalawan con Charles Michel y Macron en Bruselas.EFE

  • Ucrania Rusia se hace fuerte en el Mediterrneo mientras el mundo mira a Ucrania
  • Ucrania Kiev y los separatistas se culpan mutuamente de bombardear Donbas

No estaba en la agenda, pero era imposible ignorarlo. Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se han reunido este jueves y viernes en Bruselas, y aunque el plan era hablar nicamente de las relaciones con frica, cuyos mandatarios han acudido tambin a la capital comunitaria, las noticias desde Ucrania han hecho inevitable convocar un encuentro informal especfico sobre seguridad y amenazas. Era importante hacerlo, explican, pero sobre todo hubiera sido una psima seal no hacerlo. Si en estas circunstancias no discuten la crisis nadie se tomara en serio la gravedad.

El mircoles, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, anunci que los 27 se veran las caras de forma presencial para ponerse al da, compartir informacin e intentar consensuar una voz y una opinin comn. Sin tratar especficamente sobre sanciones, pero con el tema sobrevolando y capitalizando charlas informales.

En el tema ucraniano, Francia y Alemania llevan la voz principal, al ser las potencias encargadas de velar por los llamados Acuerdos de Minsk II, firmados en febrero de 2015 por el presidente ucraniano Peter Poroshenko y el ruso, Vladimir Putin. Durante aos, Franois Hollande (y luego Macron) y Angela Merkel fueron los supervisores, en lo que se conoce como el Cuarteto de Normanda. Ahora han cambiado algunos de los rostros pero el protagonismo lo siguen teniendo los mismos. Y son precisamente Macron y Olaf Scholz los que han viajado en la ltima semana a Mosc para entrevistarse en persona con Putin.

El objetivo del encuentro informal de hoy no es tomar decisiones, sino evaluar la situacin, compartir inteligencia, hacer una estimacin lo ms real posible de los riesgos, y sobre todo constatar que est a punto la batera de sanciones que la UE (junto a EEUU y otras potencias) tiene previsto activar de forma inmediata si se produce una agresin militar. «Ha habido absoluta unanimidad», ha sealado el espaol Pedro Snchez al terminar el encuentro. «Hay firmeza y solidaridad con Ucrania».

La Comisin Europea lleva unos meses trabajando en ellas en secreto. Fuentes comunitarias y diplomticas explican que si bien el espritu est claro, y que buscaran dejar gravemente tocada la economa rusa y sobre todo las finanzas del crculo ms cercano al Kremlin, se est evitando dejar rastros para no dar pistas al Kremlin. «No se pone nada sobre el papel, no hay documentos completos», aseguran. Pistas en el sentido de que si Putin supiera con seguridad hasta dnde estn dispuestas a llegar Bruselas y Washington (desde congelar cuentas de personas concretas hasta dejar a Rusia fuera del sistema financiero cortando el acceso de sus entidades al sistema SWIFT) hara un clculo de coste y oportunidad ms preciso, lo que podra precipitar un desenlace no deseado. «Esperamos lo mejor, pero estamos preparados para lo peor», resumi el griego Kyriakos Mitsotakis.

Desde principios de ao hay posiciones muy dispares en el seno de la UE. Los pases blticos y Polonia son, siempre, los ms duros, quienes piden ms contundencia, mano dura, firmeza. «Al Kremlin no le preocupa la OTAN ni lo ve como una amenaza. Su objetivo es acabar con la independencia de Ucrania», ha asegurado el primer ministro letn, Krijnis Kari, a su llegada. «Hay que estar listos para actuar con rapidez y firmeza», aadi la finlandesa Sanna Marin.

Hungra, Italia o Alemania han jugado el papel contrario en todas las reuniones, desde lderes a ministros pasando por embajadores. Son las que ms han perdido con las sanciones ya impuestas desde 2015 a Rusia (desde la invasin de Crimea) y las ms reacias a elevar el tono. Berln, adems, tiene el gran elefante en la habitacin, el gasoducto NordStream II, un arma de doble filo. Joe Biden parece pensar que en caso de agresin a Ucrania el proyecto quedara parado, pero el nuevo canciller evita siempre pronunciarse abiertamente. Y su negociacin esta semana en Mosc parece haber estado marcada por presionar a Ucrania para que acepte, legalmente, lo que ya es una realidad en las provincias del Este. «Hemos tomado nota de que ha habido seales [desde Mosc], incluida la voluntad de participar en procesos diplomticos, adems de la referencia a los movimientos de tropas fuera de la frontera», dijo de forma dubitativa Scholz. «Pero al mismo tiempo seguimos siendo muy cautos porque hay suficiente potencia militar a lo largo de la frontera ucraniana, y en Bielorrusia y en la costa, como para una invasin», admiti el canciller.

Ahora mismo, la OTAN y la Casa Blanca son muy crticas con la presunta desescalada rusa. No tienen pruebas de que se estn retirando soldados, sino todo lo contrario, segn afirm el mircoles el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenerg. Mientras que pars y Berln se muestran ms receptivas, optimistas o esperanzadas a los mensajes lanzados desde el Kremlin, que consideran la mejor oportunidad para establecer una hoja de ruta que quite presin. «Rusia debe demostrar con movimientos sostenidos y crebles sobre el terreno que va hacia una verdadera desescalada», dijo el irlands Simon Coveney este jueves. «Esto significa una retirada significativa tanto de tropas como de equipo. Todava no hemos visto esto».

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más

Artículos recientes

Historias relacionadas

Manténgase en op - Ge las noticias diarias en su bandeja de entrada