Vacunas, plan económico consensuado y acuerdo con el FMI son los objetivos de corto plazo con los que inicia su gestión Simón Cueva | Economía | Noticias

El ministro de Economía y Finanzas informó que el Gobierno cuenta al momento con $ 550 millones para vacunación. Se trabajará para conseguir más

Asegurar el financiamiento para la compra de las vacunas contra el COVID-19; desarrollar el Plan Económico gubernamental, que será consensuado con los diversos sectores de la sociedad; y alcanzar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la revisión de metas con las prioridades que establezca el Gobierno ecuatoriano son los objetivos de corto plazo que espera cumplir el ministro de Economía y Finanzas, Simón Cueva.

En su primer conversatorio ante medios de comunicación, el ministro indicó que al momento el país ya cuenta con $ 550 millones para la compra de vacunas, pero se seguirá trabajando para seguir asegurando mayor financiamiento conforme se lo requiera. Paralelamente ya ha habido una serie de encuentros con los organismos multilaterales. La idea es que las ayudas que puedan generar se alineen al plan de Gobierno. Ahora mismo, el régimen está cumpliendo con las revisiones del actual programa.

El Plan Económico se desarrollará y se lo socializará en los siguientes meses. El ministro anunció que el Plan Económico del Gobierno del presidente Guillermo Lasso se sustentará en tres ejes: crecimiento económico sostenido y ambientalmente responsable, que genere empleo de calidad; estabilización fiscal con equidad; y manejo honesto y transparente de los recursos públicos.

Así, el tema de la vacunación es clave, pero también se deben consolidar relaciones comerciales con otras naciones, como Estados Unidos y México. Anunció que buscarán incentivar inversiones serias y amigables con el ambiente.

También se implementarán planes crediticios para mujeres; micro, pequeñas y medianas empresas; emprendedores y a la economía popular y solidaria. Para el efecto, se cuenta con más de $ 350 millones disponibles de organismos internacionales para canalizarlos a través de la CFN y Conafips.

Explicó que dentro del control del gasto se combatirá la corrupción y el despilfarro y que habrá una priorización de atención a sectores sensibles como salud, educación, seguridad, protección social, nutrición infantil y adultos mayores. Añadió que se aplicará una austeridad fiscal con una visión de gestión por resultados y uso eficiente de los recursos públicos para cumplir con los más vulnerables y con las tareas esenciales del Estado.

Para alcanzar equidad y solidaridad para los ingresos del Estado, sostuvo que será necesario el apoyo de quienes más tienen para proteger a los más afectados por la crisis económica. Expresó que se generarán consensos para las reformas que sean necesarias aplicar y que sirvan al bien común. Asimismo, anunció un combate a la evasión y elusión fiscal para lo cual ya existe un acuerdo con Estados Unidos para el intercambio de información financiera y se ha creado una unidad de control de grandes contribuyentes en el Servicio de Rentas Internas (SRI).

El secretario de Estado destacó que, desde la posesión del presidente Guillermo Lasso, se registran señales positivas para el país como la reducción del riesgo país, la ratificación del respaldo de los organismos multilaterales y la generación de un ambiente de optimismo y confianza para la inversión. Además, al cierre de mayo del 2021, las recaudaciones tributarias aumentaron en un 45% en relación con el mismo mes del 2020; y de enero a mayo de este año se registra un alza del 7% con respecto al mismo periiodo del año anterior (10% más, solo en IVA). (I)

Artículos recientes

Historias relacionadas

Manténgase en op - Ge las noticias diarias en su bandeja de entrada