Alberto Fernndez, ante la Justicia como testigo de Cristina Kirchner

Actualizado Martes,
15
febrero
2022

17:48

Un tribunal oral federal que investiga a la vicepresidenta argentina por presunto direccionamiento de contratos de obra pblica

Policas y prensa esperan la llegada de Fernndez.EFE

  • Argentina El hijo de Cristina Kirchner critica el acuerdo de Argentina con el FMI y rompe con Alberto Fernandez

La democracia argentina asisti hoy a una escena indita, la de un presidente presentndose como testigo ante la Justicia para declarar a favor de su vicepresidente. «Me llama mucho la atencin lo que estamos discutiendo en este juicio», dijo Alberto Fernndez durante un momento de su declaracin ante un tribunal oral federal que investiga a la vicepresidenta Cristina Kirchner por presunto direccionamiento de contratos de obra pblica.

El beneficiado, segn denuncia el fiscal Diego Luciani, fue el empresario Lzaro Bez, de fulminante ascenso econmico durante los gobiernos de Nstor y Cristina Kirchner entre 2003 y 2015. Muchas de las carreteras que la empresa de Bez deba construir nunca fueron terminadas, pero el empresario recibi el dinero comprometido por el Gobierno.

La defensa de la dos veces presidenta y hoy vicepresidenta reclam la presencia como testigos de todos los jefes de Gabinete (una suerte de primer ministro) de los gobiernos de Cristina Kirchner entre 2007 y 2015. Eso incluye a Fernndez, jefe de Gabinete de Nstor entre 2003 y 2007 y de Cristina hasta 2008.

La indita presencia de un jefe de Estado como testigo en un juicioa su vicepresidente moviliz a los medios locales y capt la atencin informativa de los sitios digitales con un seguimiento minuto a minuto del testimonio de Fernndez en el juicio. La presentacin de Fernndez no defraud.

Tras aclarar que hablaba en su «condicin de profesor de Derecho Penal» (Fernndez es abogado), el jefe de Estado y ex jefe de Gabinete dijo que el juicio contra su vicepresidenta no tiene sentido.

«No existe ninguna norma que ponga limitaciones a cmo se distribuye el gasto de la obra pblica. Eso es, a mi juicio, una decisin de carcter poltico no judiciable, lo he dicho pblicamente y por eso me animo a decirlo en este juicio. Me llama mucho la atencin lo que estamos discutiendo en este juicio».

«No hay una regla que diga cmo se reparte la obra pblica», aadi, al tiempo que le hizo saber a los jueces y al fiscal que, a su entender, ignoran el funcionamiento real de un gobierno.

«Desde el ejercicio de la profesin no se conoce cmo funciona la aprobacin de un presupuesto, no es decisin de un presidente que decide cmo se gasta la plata. Intervienen muchsimas jurisdicciones, despus va al Congreso, y ah se genera un debate enorme, porque cada senador y diputado pelea por llevar parte de esos recursos a las provincias», dijo el presidente argentino, que ms tarde volvera a enzarzarse con el fiscal.

«Estimado fiscal, vuelvo a repetrselo por ensima vez, los arreglos de obra pblica y las adjudicaciones no son mandato del jefe de gabinete. Nunca ms lo vi a Lzaro Bez, mire que en los aos de Nstor presidente yo iba a (la residencia presidencial de) Olivos, en mi vida lo vi ah a Bez».

Investigaciones periodsticas que datan ya de aos insisten en el trfico constante de bolsos repletos de dinero que salan de la residencia de Olivos o eran llevados a ella. Bez, que cuando Nstor Kirchner lleg al poder trabajaba como cajero en el Banco de Santa Cruz, es acusado de ser el testaferro de la familia que gobern Argentina por doce aos y medio.

Esas investigaciones periodsticas llevaron a la apertura de causas judiciales que involucran a la ex presidenta y, en algunas de ellas, tambin a sus hijos, Mximo y Florencia.

Segn Fernndez, aquellos que impulsaron el juicio de direccionamiento del dinero de la obra pblica se basan en «una fantasa». «Si me extralimito dgamelo, seor juez», pidi Fernndez al cuestionar la marcha de la causa. «S, le voy a pedir que se abstenga», zanj Jorge Gorini, presidente del tribunal. El presidente ya no sigui con sus crticas, aunque eso no le impidi ser duro con el fiscal.

«Usted no me escuch bien antes o tiene un problema de comprensin», increp Fernndez al fiscal, aunque enseguida debi dar marcha atrs ante la intervencin del presidente del tribunal: «De ningn modo quise faltarle el respeto al doctor».

La defensa cerrada que hace hoy Fernndez de Cristina Kirchner contrasta con las duras crticas pblicas que le dedic entre 2008 y 2019, crticas que cesaron ante la decisin de la ex presidenta de nominarlo como candidato a la Casa Rosada.

Fernndez tiene pendiente su propio proceso judicial por haber violado la cuarentena en los meses de confinamiento por el Covid-19 con una fiesta de cumpleaos a su pareja en la residencia presidencial de Olivos.

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectSaber más

Artículos recientes

Historias relacionadas

Manténgase en op - Ge las noticias diarias en su bandeja de entrada