Li Yifeng, el actor que pone faceta a Mao, detenido por prostitución

Es el «padre de la patria», Mao Zedong, en la película ‘El pionero’, estrenada el año pasado para celebrar el centenario del Partido Comunista. Vestido de policía, también canta en un vídeo las virtudes del Ministerio de Seguridad Pública y la Fiscalía. Y su rostro es de los más populares de China por actuar a una docena de marcas como Prada, L´Oreal, Remy Martin o Budweiser. Pero sería mejor decir ‘era’, en pasado, porque, como bien reza una expresión en mandarín, ha «perdido la cara». No es ninguna exageración periodística. Literalmente, su rostro ha sido borrado de los anuncios que todavía cuelgan en las tiendas desde que se supo que había sido detenido por prostitución, una bomba informativa que ha conmocionado al país. Li Yifeng, o Evan Li en inglés, iba a participar el sábado pasado en la gala televisiva del Festival del Medio Otoño, pero su nombre se cayó a última hora por sorpresa. Al día siguiente, la Policía de Pekín anunció que un actor de 35 años, identificado solo con el apellido Li, estaba bajo detención administrativa por solicitar en varias ocasiones servicios de prostitución, delito penado con entre 10 y 15 días entre rejas. Poco después, la televisión estatal CCTV confirmaba la identidad del actor y la noticia prendía como la pólvora en las redes sociales, donde Li tiene más de 60 millones de seguidores en Weibo. Intentando sofocar las llamas, su estudio aseguraba que «las noticias que circulan sobre Li Yifeng son falsas y están difundidas con motivos ulteriores», defendiendo que «siempre se ha comportado según la ética de su profesión y la moralidad para mostrar su responsabilidad social». En menos de 24 horas, el comunicado era borrado de internet ante la confirmación oficial, pero eso no paraba la lluvia de palos que seguían cayéndole al actor. «¡Qué vergüenza más humillante, has perdido la cara!» , «¿Cómo te atreves a negar las acusaciones?», estallaban indignados los internautas mientras las compañías que lo usaban como modelo cancelaban sus contratos. Algunos se mofaban de que lo habían pillado porque había pagado a las ‘señoritas’ a través de la aplicación WeChat, en lugar de en efectivo para no dejar pista. Limpiando su vinculación con el detenido al más puro dicción orwelliano, la Fiscalía eliminaba el vídeo promocional del actor y su rostro era borrado de los carteles publicitarios. Nacido en 1987 en Chengdu, capital de la provincia meridional de Sichuan, Li Yifeng saltó a la fama en un plan de talentos en 2007 y debutó como cantante dos años después. Ese año también protagonizó su primera película y su comparación se disparó aún más tras interpretar a un joven Mao Zedong en la gran pantalla. Ha ganado varios premios, que le han sido retirados tras su arresto, y es el único cantante chino reconocido con el galardón surcoreano Style Icon, reservado para las estrellas del ‘K-pop’ de ese país. Desde tan alto, más dura es la caída. Pero no es la única. Dentro de la campaña del régimen para limpiar moralmente el mundo del espectáculo, en los últimos años han sido detenidos el actor Kris Wu, quien coincidió en una película con Li y está acusado de violación; el pianista Li Yundi, también por prostitución; y actrices como Zheng Shuang y Zhao Wei por no pagar impuestos. Son los rostros más populares que han «perdido cara» como escarmiento para el resto de China.

Artículos recientes

Historias relacionadas