La UE restringe la obtención de visados a los rusos, pero no la prohíbe por completo

Los ministros europeos de Asuntos Exteriores han acordado suspender el acuerdo de facilitación de visas con Rusia firmado en 2007 . El anunció lo realizó el alto representante, Josep Borrell, al término de la reunión informal celebrada en Praga. La decisión no supondrá una eliminación total de los visados, pero dificultará y encarecería los trámites que los ciudadanos rusos tienen que formalizar para obtener un permiso para estancias de 90 días en territorio comunitario. Ucrania había pedido a la UE que se prohibieran totalmente los viajes de ciudadanos rusos y varios países, sobre todo nórdicos y del este que limitan con Rusia, estaban de acuerdo con esta opción. Otros, como Alemania y Francia, creían que no es necesario ensañarse con los ciudadanos comunes. La ministra alemana Annalena Baerbock, dijo al llegar a la reunión que consideraba esencial “no castigar a los disidentes que intentan salir de Rusia”. Los ministros europeos de Defensa habían decidido la víspera poner en marcha una misión de adiestramiento para formar a militares ucranianos.

Artículos recientes

Historias relacionadas