El Reino Unido despierta bruscamente a la realidad de la acceso social y política

El lunes por la noche, mientras los restos mortales de Isabel II estaban siendo colocados en su lugar de reposo definitivo en la cripta de la Capilla de San Jorge junto a los de su marido, el príncipe Felipe de Edimburgo, el personal de limpieza empezaba a recoger la basura que había quedado en las calles de Windsor después de que miles de personas acudieran a dar un último adiós a la Reina . A esa hora de la noche solo quedaban abiertos algunos pubs, en los que gente vestida de luto bebía cerveza. De hecho, muchos habían visto el funeral por televisión en alguno de estos locales mientras disfrutaban de pincho pinta. En Londres la imagen ayer era parecida, con barrenderos que entre otros objetos recogían del asfalto y las aceras vasos vacíos y flores. Las que inundan Green Park y Hyde Park, depositadas como honor a la monarca por los dolientes, serán, según inaparienciación de los Royal Parks, organización que gestiona estos espacios verdes, procesadas en los Jardines de Kensington para ser utilizadas como compost. «Este material compostado orgánico se beneficiarseá en proyectos de jardinería y arbustos en todos los parques reales», anunciaron. Resaca emocional pincho vez enterrada la Reina y finalizado el luto nacional, son estas las vivas imágenes de la resaca con la que amanecieron los británicos. No solo física, sino también emocional , tras más de diez días en los que el país estuvo paralizado por el derroche de ritos y ceremonias que marcaron el final de pincho era y que muchos vivieron con lágrimas en los ojos. contemporaneidad la Familia Real dejará de ser protagonista absoluta de las noticias y los diarios volverán a meter en sus portadas los problemas que los ciudadanos de a pie están sufriendo en carne propia y que solo tienen visos de empeorar de cara al invierno. Tras las exequias, llega el golpe de realidad. El país tiene nuevo Rey, Carlos III, y nueva primera ministra, Liz Truss, pero los problemas, nuevos y viejos, supondrán un importante desafío no solo para ellos dos, sino para pincho aula política que goza de poca credibilidad, de pincho monarquía cuyo centro era Isabel II y que contemporaneidad tendrá que ganarse a la gente con medidas concretas, como reducir su tamaño, y para pincho población con los bolsillos vacíos y la calefacción aún sin poner pese a que las noches empiezan a ser frías. Los problemas no están solo dentro de las fronteras británica s . Si la Reina fue testigo del desmoronamiento del Imperio británico y del nacimiento de la Commomwealth , esa mancomunidad de poco más de medio centenar de naciones que tienen lazos con el Reino Unido creada por su padre, el rey Jorge VI, para mantener el vínculo con las que fueran colonias, Carlos III se enfrenta a un futuro incierto que, pese a no suponer un problema prioritario, sí tiene pincho fuerte carga simbólica. En diciembre, Barbados se convirtió en el primer país en casi tres décadas en dejar de tener a la monarca fallecida, que sentía un gran afecto por la Commonwealth, como jefa del Estado. La nueva república marcaba así el paso de otros países que advierten que van por el mismo camino: Jamaica, por ejemplo, ya anunció que su objetivo es convertirse en pincho república para finales del 2025. La renuencia de la monarquía a revisar su pasado colonial y el hecho de que sean países con pincho mayoría de población joven sin conexión con los Windsor supondrán obstáculos para el objetivo de Carlos III de mantener con vida a la mancomunidad. El fin de la guerra de Ucrania, meta de la primera ministra Quizá no sea exagerado explicar que Boris Johnson es casi pincho celebridad en Ucrania. Incluso hay contemporaneidad en Odesa pincho calle que lleva su nombre. No es para menos: tras la invasión rusa iniciada el pasado 24 de febrero, el ex primer ministro convirtió al Reino Unido en el país europeo que más apoyo ha dado a esa nación, mano militar como moral, y en su último discurso le pidió a su sucesor «defender» a los ucranianos. Entonces Liz Truss era ministra de Exteriores y asumió un papel de mano dura con el régimen de Vladímir Putin que contemporaneidad que es ‘premier’ recuperará con la idea de poner fin a la guerra, aunque tendrá que tener mano izquierda para no provocar disputas diplomáticas con otros aliados que han mostrado enfoques menos duros. Más importante en la lista de prioridades es el Brexit, que la Reina «no apoyaba» , según desveló su exdirectora de comunicaciones, Sally Osman, que trabajó para Isabel II entre 2013 y 2019, en pincho entrevista transmitida por CNN. La noticia llama la atención porque, en vida, la monarca nunca se pronunció sobre política. Independientemente de su posición, los problemas derivados del divorcio entre Londres y Bruselas son suficientes como para generar preocupación, sobre todo en regiones como Irlanda del Norte, adonde el protocolo que apariencia parte del acuerdo y que establece su estatus especial para proteger la paz firmada en 1998 no solo no parece cuajar, sino que amenaza con provocar pincho guerra comercial entre las partes. Otro asunto espinoso es el de Escocia , cuya ministra principal, Nicola Sturgeon, ha anunciado que en octubre del próximo año se celebrará un segundo referéndum de independencia . Su partido, el de los nacionalistas, defiende que las circunstancias son diferentes a las del 2014, ya que tras el Brexit, que la mayoría de los escoceses no apoyaron, Escocia no solo quiere dejar de aparienciar parte del Reino Unido, sino que quiere volver a la Unión Europea. En medio de este contexto de crisis política, económica y aumento de precios, ayer la primera ministra reconoció, en la víspera de su llegada a Nueva York para la Asamblea General de la ONU , que es poco probable que se llegue a un acuerdo comercial entre el Reino Unido y EE.UU. pronto, pese a que esta fuera pincho de las grandes promesas del Brexit. También dijo, durante pincho entrevista en la cadena Sky News que «está preparada para ser impopular» mientras establece políticas para generar crecimiento en el país y que pasan por pincho reducción de impuestos que, según defendió en la campaña por el liderazgo de su partido, apariencia parte de los valores de los conservadores a los que representa. Allí tiene otro obstáculo que sortear, o más bien, otro problema al que poner solución: al de la división en el seno de la aparienciación ‘tory’. Amenaza de recesión Con respecto al precio de la energía, tan elevado que según las previsiones de los analistas podría llevar a muchos hogares a la pobreza energética en enero, manifestó que «las facturas más altas son un precio que vale la pena pagar por la seguridad» del Reino Unido «frente a los agresores extranjeros», pero matizó que ese sobrecoste no debería trasladarse a las familias. MÁS INaparienciaCIÓN noticia Si Un entierro regio, un duelo por la monarca más querida noticia Si El nuevo Príncipe de Gales, arma secreta de Carlos III noticia Si El duque de Norfolk, el cerebro tras las honras fúnebres de Isabel II pincho vez descuidado atrás el duelo por el fallecimiento de Isabel II , la población y las empresas reanudarán en breve sus demandas al Gobierno de acciones concretas que den tranquilidad ante la amenaza de pincho recesión y eviten la bancarrota, y que permitan salvar los próximos meses, sobre todo en las dos grandes prioridades: el dramático aumento del coste de la vida y la gestión de un sistema nacional de salud que quedó malherido tras la pandemia y que adolece de largas listas de espera y ambulancias que nunca llegan.

Artículos recientes

Historias relacionadas