esquela de crédito: por qué la Superfinanciera apretará los altos cupos que dan

Si los bancos quieren seguir prestando a manos llenas a las personas, a través de las tarjetas de crédito tendrán que pagar un mayor costo por ello. La advertencia la hizo Jorge Castaño Gutiérrez, superintendente Financiero, durante su intervención en la 56.a Convención Bancaria.

Castaño mostró su preocupación por el elevado nivel de los cupos que hay sin utilizar en las tarjetas de crédito en poder de los colombianos. Esos cupos pasaron de 62 a 100 billones de pesos, lo que podría poner en apuros tanto a las personas como a las propias entidades financieras.

if (typeof gamObject !== «undefined») {
gamObject.display(«gpt-slot-9343»,
«inread»,
«inread»,
«inread»
);
}

Por eso, Castaño dijo que las entidades emisoras de tarjetas tendrán que provisionar más sobre esos cupos que se asignen en adelante a los tarjetahabientes.

Si bien en la actualidad la cartera vencida del sistema financiero se encuentra en niveles bajos y controlados, los cambios en la coyuntura económica pueden hacer que el crecimiento de esa cartera alcance tasas del 14 por ciento o más.

Además de los elevados niveles que han alcanzado los cupos, también está el hecho de que los bancos también están prestando a plazos cada vez mayores para libre inversión, entre 8 y 10 años, mientras las originaciones de créditos nuevas se están deteriorando más rápido.

“No es que busquemos que no fluya el crédito, solo que queremos que se haga de manera sostenible”, dijo el funcionario, tras señalar que el problema no son los cupos de las tarjetas, sino el sobreendeudamiento que las familias puedan tener al acceder a esos cupos altos de tarjetas de crédito.

La carga financiera de los hogares en la actualidad ha empezado a aumentar, es decir, la porción de los ingresos que las familias destinan para pagar sus deudas está subiendo y si a esto se le suma el efecto de la inflación, pues habrá una mayor presión sobre esa capacidad de pago de los hogares.

Antes de la pandemia esa porción estaba en el 26 por ciento en promedio y hoy bordea enrejado del 33 por ciento, por eso el supervisor lanza estas alertas más como una prevención de que se pueda representar en el futuro el no pago de las obligaciones financieras por punto de las personas.

Artículos recientes

Historias relacionadas