Baja de $ 77 millones para universidades se explica por baja autogestión, retención del IVA y menores préstamos | Economía | Noticias

El ministro de Economía y Finanzas indicó ayer que se entregará 3 % a universidades, aunque el neto es negativo entre 2021 y 2022.

5 de noviembre, 2021 – 19h41

Las universidades registran una disminución del presupuesto para el 2022 equivalente a $ 77 millones. Así consta en la proforma presupuestaria 2022 entregada a la Asamblea Nacional el sábado pasado por el Ejecutivo y que hoy será tratada en una primera sesión por la Comisión de Régimen Económico. En la línea destinada a gastos de universidades se indica que en 2022 se han asignado $ 1.164,6 millones; sin embargo es una cifra menor a lo presupuestado en lo codificado a agosto de 2021 ($ 1.247 millones).

La disminución no se debe a un recorte por parte del Ministerio de Economía y Finanzas, sino a la baja en otros rubros que también son parte de las fuentes de ingresos de estas entidades de educación superior.

El ministro de Economía y Finanzas, Simón Cueva, explicó ayer sobre el presupuesto de universidades que más bien ha existido un incremento de un 3 % entre lo asignado en 2022 con respecto a 2021. De acuerdo con el Ministerio, en el 2021 se asignaron $ 1.096 millones, y este año serían $ 1.129,8 millones. Recordó, además, que las fuentes de financiamiento de las universidades son cuatro: el Fopedeupo ($ 871 millones), que es un fondo que se alimenta del impuesto a la renta y el IVA; un componente de gratuidad ($ 183 millones); otro de funcionamiento ($ 26,6 millones); y, finalmente, uno de compensación ($ 47,4 millones).

Sin embargo, hay otros rubros que no dependen directamente de Finanzas y que son autogestión, anticipos, devolución del IVA y préstamos del BEDE, que sí tendrían una reducción, lo cual al final deja ese resultado menor para el 2022. Por ejemplo, el IVA ya no se deberá entregar a las universidades, pues con la reforma a la ley las universidades se retienen directamente este impuesto en sus compras.

En todo caso, de acuerdo a la proforma presupuestaria entregada, hay al menos 21 de las 33 universidades que tendrán un recorte en el presupuesto este año. Este recorte se debe a una redistribución definida por el Consejo de Educación Superior de acuerdo a la Resolución RPC-SO-28-No.676-2021 del 27 de octubre de 2021. La redistribución se hace de acuerdo a ciertos parámetros de cálculo, principalmente tomando en cuenta la ejecución presupuestaria.

Así, por ejemplo, la Universidad de las Artes registra una baja de $ 18,3 millones a $ 14 millones (-23,14 %); la Universidad Ikiam pasa de $ 14,7 millones a $ 7,5 millones (-48,71 %); la Universidad de Guayaquil pasa de $ 150,6 millones a $ 127,7 millones, es decir, una reducción del 15,20 %; la Universidad Central registra una baja de 4,49 %, al pasar de $ 144,5 millones a $ 138 millones.

En cambio, hay otras que registran un incremento con respecto al 2021, o al haber sido recientemente creadas registran un nuevo presupuesto. Por ejemplo, la Universidad Intercultural de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas Amawtay Wasi es de reciente creación (ejercicio 2019), por lo tanto, se encuentra en proceso de institucionalización. Para el ejercicio fiscal 2022 tiene un presupuesto asignado de $ 2 millones. Este rubro representa un incremento de 182 % con respecto a 2021.

Otras universidades que recibirán mayores recursos son la Universidad Estatal de Manabí, con 22,24 % de incremento, pues pasa de $ 16,6 millones a $ 20,3 millones; también la Escuela Superior Politécnica Agraria de Manabí tiene un incremento del 23,2 %, al pasar de $ 10,7 millones a $ 13,2 millones.

Entre tanto, el ministro Cueva destacó que la proforma presupuestaria del 2022 va en la dirección de continuar bajando el déficit fiscal con recursos permanentes, para así dar sostenibilidad a las finanzas públicas. Así, explicó que en 2020 el déficit fue de unos $ 7.000 millones, mientras que para el 2021 podría cerrar en unos $ 4.000 millones. Mientras tanto, para 2022 la proforma prevé un déficit de $ 3.500 millones. Sin embargo, el ministro destacó que una vez que se apruebe la Ley de Desarrollo Económico o reforma tributaria, y si se lograra hacerlo en los términos previstos por el Gobierno, dicho déficit disminuiría y podría terminar en 2,5 % en el 2022.

El ministro comentó que la reforma tributaria serviría también para que las asignaciones a GAD y universidades crezcan, pues de acuerdo a la ley, estos sectores reciben recursos de acuerdo al volumen de ingresos permanentes.

El tratamiento de la proforma presupuestaria y la programación cuatrianual 2022-2025 se desarrollará desde este sábado a las 10:00, indicó la presidenta de la Comisión, Mireya Pazmiño (PK).

La asambleísta dijo que este sábado ya se ha convocado a la mesa para avocar conocimiento de la proforma. Esto, a pesar de que no le fue entregado hasta el viernes por la tarde el informe de la Unidad Técnica Legislativa (UTL). En todo caso, dijo que no se podría continuar esperando, pues el tiempo para el análisis de la proforma es corto. Aseguró que hoy se conocerá un borrador del cronograma de comparecencias para la etapa de sociabilización de la proforma, que puede ser aprobado o recibir aportes de otros legisladores.

Artículos recientes

Historias relacionadas

Manténgase en op - Ge las noticias diarias en su bandeja de entrada