Cristina Páez: La empresaria de los datos que se forjó con resiliencia y perseverancia | Economía | Noticias

Un 9 de Octubre con rostro de mujeres que se abrieron camino y esperan que más lo hagan y así revertir las estadísticas que las muestran en desventaja.

9 de octubre, 2021 – 06h15

Los primeros trabajos formales de la guayaquileña Cristina Páez fueron en el ámbito hotelero. No desde una posición ejecutiva, sino en labores de limpieza de habitaciones. Su experiencia comenzó en Estados Unidos, donde había viajado al terminar el colegio.

Nueva Orleans se había convertido en su hogar a finales del 2002. Allí había llegado para estudiar en la Universidad de Loyola. Pero sus planes se alteraron cuando sus padres ya no pudieron seguir costeando sus estudios. Era retornar o conseguir un trabajo para cancelar la universidad. Escogió lo segundo.

Por las mañanas estudiaba y en las tardes iba a arreglar habitaciones. Fue uno de los momentos de resiliencia en la vida de Páez, quien se desempeña como gerente en Ecuador de Ipsos, multinacional francesa dedicada a los estudios de mercado.

Páez escaló posiciones en ese hotel de 1.184 habitaciones y terminó a los 24 años como gerente financiero y reservaciones antes de retornar al país cuando el huracán Katrina devastó Nueva Orleans.

Mujeres aún son minoría en los directorios empresariales

De vuelta a Ecuador comenzó estudios de comunicación y publicidad en la Universidad de Especialidades Espíritu Santo y se involucró en Consultor Apoyo, empresa de investigación de mercados que manejaba su madre, Julia Helena, a quien considera su inspiración.

Ese ámbito no era nuevo para ella, pues desde pequeña lo conoció, por la gente que iba a la empresa de su familia a participar en grupos focales para testear productos o tratar de descubrir las tendencias de consumidores. Consultor Apoyo se vendió a Ipsos y esta firma decidió mantener a Páez como gerenta.

A lo largo de más de una década, Páez, de 39 años, ha forjado un espacio en el sector de los estudios de mercado y construcción de marcas, trabajando con multinacionales y empresas nacionales.

Empresaria ecuatoriana fue elegida representante de América Latina y el Caribe en iniciativa impulsada por la ONU

Abrirse un espacio, hacer escuchar su voz, tratar de cambiar estrategias o que se adopte una idea no ha sido fácil en medio de un mundo corporativo con mayor presencia de hombres, dice Páez.

De sus vínculos con empresas percibe que se han logrado avances en la participación de las mujeres, pero cree que existen desafíos en asuntos de diversidad, brecha salarial, el rol de las mujeres en cargos gerenciales y en las mesas directivas donde se toman decisiones.

“Aún hay quienes insinúan que cuando uno es madre debe retirarse del mundo corporativo o bajar las revoluciones”, sostiene Páez, quien -a más de ejercer cargos ejecutivos- por doce años fue parte del directorio de la Cámara de Comercio de Guayaquil.

Páez, madre de Alejandro (6 años) y Cayetana (6 meses), considera que la mujer guayaquileña es valiente, decidida, resiliente, con habilidades administrativas y una alta capacidad de manejar varias aristas a la vez. Y esas son características que cree se deben aprovechar en las empresas.

Desde el 2017 está involucrada en Ecuador 2030, una iniciativa del sector privado que busca impulsar el cumplimiento de los objetivos de Desarrollo Sostenible. Uno de los temas en los que trabajan se enfoca en la reducción de la desnutrición infantil. (I)

Artículos recientes

Historias relacionadas

Manténgase en op - Ge las noticias diarias en su bandeja de entrada